Decido escribir hoy mi primer post, 6 de Mayo.

Hasta este año era un día cualquiera, en el que año tras año nos encargábamos entre mi hermano, mi padre y yo de comprar un regalo a nuestra mamá o simplemente felicitarla al despertar con un abrazo y un beso enorme: ¡felicidades mamá!  hoy es el día de la madre.

Esta mañana al despertarme, me esperaban mensajes preciosos en el móvil. Mensajes que me felicitaban en el día de la madre por primera vez, hace 10 meses que fui mamá.

¿Estado reflexionando durante un buen rato… habré sabido transmitirle todos estos años atrás a mi madre lo que hoy siento yo? No lo sé… Pero hoy , al coger a mi hija, estar juntas en la cama las dos jugando y ver su sonrisa…Una vez más, como cada día me he dado cuenta de la importancia que tiene  ser mamá, de lo importante que son nuestros hijos para nosotras, pero de lo importante que podemos llegar a ser nosotras para ellos. Por muy pequeños que sean ahora nuestros hijos, somos nosotras quienes nos vamos a convertir en su modelo a seguir, quienes intentamos día a día  hacerles su vida más fácil. Somos nosotras las que sufrimos por unas décimas de fiebre, por su malestar de tripas, las que pasamos noches en vela cuando ellos tampoco pueden dormir, las que desde que los sentimos en nuestra tripita…seríamos capaces de dar nuestra propia vida por ellos, sin todavía haberlos conocido. Sí, la hubiera dado sin duda.

Hoy es cuando me he dado cuenta de que todas estas preocupaciones que me ocupan ahora, cuando mi hija tan solo cuenta con 10 meses de vida, es el preámbulo y el calentamiento para lo que en un futuro nos puede preocupar. Hoy, entre lágrimas, me han venido “flash” de mi vida. De mis momentos duros y difíciles, de mis épocas rebeldes, de cuando no entendía el por qué de muchas cosas. De cuando se me sentaba en el sofá para explicarme tantas y tantas cosas sin yo encontrar el motivo…ahora es cuando entiendo tantas y tantas cosas mamá.

Ahora es cuando la miro a ella y pienso, ¿estarán nuestras madres hechas de otra pasta? ¿Como pueden sufrir tanto por nosotros y luego recomponerse de nuevo? ¿Cómo puedes verlas rotas de dolor y al momento sonreírte como si nada pasase? ¿Qué difícil parece verdad? Pues ellas, las mamás son capaces de hacerlo… y lo hacen por nosotros, sus hijos. Y ahora nosotras, las “nuevas mamás” contamos también con esos super poderes, esos que te hacen recomponer los pedazos en tan solo minutos, esa fuerza que te hace sonreír mientras tu alma llora, esas palabras siempre sabias y en el momento preciso, esos “poderes” solo pueden salir de un sitio, y lo hacen del amor incondicional. El amor por nuestros hijos.

Sin duda ser mamá, es la responsabilidad más grande que alguien puede tener. Más allá de responsabilidades laborales, sociales, etc. Ser mamá es lo más.

De nosotras depende que los seres que estén el día de mañana en esta, nuestra sociedad, puedan seguir haciendo de este mundo, un mundo mejor. Depende de nuestra educación y aprendizaje. De los valores que sepamos transmitirles. De tratarles con amor y principios fundamentales. Tenemos una gran responsabilidad.

Hoy me he dado cuenta una vez más de que ser mamá no es fácil, pero es lo más maravilloso que la vida me ha podido regalar.  Por eso aprovechemos los 365 días del año para darles las gracias, para abrazarlas con todas nuestras fuerzas y llenar sus mejillas de besos.

Es un día en el que quiero recalcar el papel de nuestras mamás, a las que nosotras hemos convertido en  abuelas, quienes se ocupan ahora de que todos esos valores y principios fundamentales los reciban sus nietos, a quienes les tratan con un amor especial, y por los que también lo darían todo. Seamos agradecidas y demos gracias de tenerlas, de tener unas mamás increíbles y demos también las gracias al universo, ese que da y devuelve, por darles a nuestros hijos las mejores abuelas del mundo.

Porque hoy, celebro este día por primera vez como mamá, pero más que nunca me he dado cuenta de que soy hija, hija de la mejor mamá del mundo. ¿Y la tuya, a que sí? ¿A que también es la mejor?

 

FELIZ DIA DE LA MADRE

 

Y cada palabra, cada coma y punto va también para ellos, papás. Porque hoy y los 364 días restantes, siempre es el día de papá y mamá. Pero porque sobretodo cada día es el día de nuestros hijos. Con ellos todo es mejor.

2 Responses to Gracias Mamás

  1. Avatar Maribel dice:

    Muy bonitas palabras, y sobre todo que hasta que una no es madre, no entiende los sufrimientos que pasamos cuando algo os pasa. Enhorabuena Merxe Aisa, por haber superado todo lo pasado, un abrazo.

  2. Avatar Sandra García Zaragozano dice:

    Feliz día super Mamá!!!! Un besazo enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.