Tan difícil ordenar este puñado de palabras, tan difícil “mal vivir “ varios meses en un sofá… y llorar. Tan difícil no dormir por la noche, y por el día no poder levantarme del sofá… y llorar. Tan difícil poner alarmas todo el día y aún así olvidarme de ir al colegio a por mi hijo… y volver a llorar (mucho). Tan difícil tener que preparar la comida todos los días y no saber cómo hacerla… y llorar otra vez. Tan difícil conseguir preparar algo para “mal comer “ y no poder hacerlo con mi familia porque tengo que volver al sofá… y seguir llorando. Tan difícil tener que hacer la colada porque ya casi no queda ropa en el armario, y no saber recoger la ropa después… y llorar sin parar. Tan difícil que mis hijos me vean todo el día en el sofá. Sin saber como ocuparme de ellos como debiera y como hacía antes… y llorar… y culparme. Tan difícil intentar comer aunque sea poquito y no poder por los problemas digestivos nuevos que han aparecido… y querer seguir llorando. Tan difícil “mal vivir “ con los nuevos dolores que han aparecido… e intentar llorar y ya no quedarme lágrimas.

Tan difícil “mal vivir “ desde que la enfermedad que me acompaña desde hace mas de 11 años haya decidido dar otra vuelta de tuerca y empeorar de tal manera que no saber por donde empezar a rehacer mi vida.

La fibromialgia es una enfermedad muy incapacitante. Desde hace varios meses la mía ha empeorado; dolores nuevos, agotamiento más exhaustivo si cabe, síndrome de colon irritable que hasta ahora no se había manifestado y ha decidido hacerlo, lagunas mentales muy fuertes hasta el punto de no poder manejar mi hogar, mi familia, mi vida… aumentamos los antidepresivos, añadimos medicación para dormir, intento  sobrellevar el dolor que no desaparece ni mejora.

Pero a diario escucho…tienes que intentarlo, tienes que hacer algo de ejercicio, tienes que ponerte pequeñas metas cada día, tienes que salir…

Después de muchos días he conseguido terminar este escrito, mi cabeza no da más que para escribir unas pocas líneas cada día. Hemos de entender que la fibromialgia no es sólo una enfermedad que causa dolor… tiene muchísimos síntomas, y el de las lagunas mentales y la depresión para mí es el que más daño me está haciendo. No digo que te acostumbres al dolor, pero aprendes a convivir con él… pero la mente… así sí que es complicado “mal vivir”.

De todo lo que nos toca vivir aprendemos algo; pienso que cuando se toca fondo solo queda tomar impulso e intentar subir a la superficie.  Con mucho esfuerzo,  estoy intentando restablecer mi plan de vida y estoy segura que aunque sea despacito lo voy a conseguir.  Y lo que ahora es “mal vivir” pronto será volver a la vida.

Firma María Isabel Sánchez

2 Responses to Fibromialgia: tan difícil “mal vivir”

  1. Encarni dice:

    Hola guapa! He llorado al leerte porque me siento tan identificada con lo que has escrito que abruma y mucho, esta enfermedad
    Así me paso la vida, tirada en el sofá, con mi capacidad cognitiva mermada, ansiedad, depresión, agotamiento extremo, problemas digestivos y un sin fín de síntomas incómodos.
    Que difįcil es la vida con fibromialgia y que limitada para todo lo que una persona sana hace con facilidad.
    Aún así, tenemos que sacar fuerzas para continuar y vivir esta vida que nos ha tocado, lo mejor posible.
    Yo dejé toda medicación hace tiempo porque ví que no mejoraba, al contrario.
    Me ayuda la meditación, el yoga, algunos complementos vitamínicos y minerales y estoy de ánimo mejor que antes con tanto antidepresivo y ansiolítico.
    Mucha fuerza y mucho ánimo y para adelante !
    No queda otra
    Un abrazo

    • M Isabel dice:

      Hola Encarni. Muchas gracias por tus palabras de ánimo. Tú veo que sabes bien lo que es vivir asi. A veces parece que exageramos pero es totalmente real lo que cuento. También estoy probando la meditación pero los complementos vitamínicos no me hacen ningun efecto. Muchas gracias por tus consejos y fuerza y ánimo para ti también luchadora!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.