En mi último post os hablé sobre la Revolución 4.0, las carreras STEM y el bajo porcentaje de mujeres que cursan estos estudios. Son datos poco halagüeños que plantean una pregunta de difícil respuesta:
¿Por qué las mujeres no se interesan por la ciencia y la tecnología?

Para visibilizar este problema, el 11 de febrero fue proclamado como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

La idea de establecer un Día Internacional anual para reconocer el rol crítico que juegan las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología, surgió durante la inauguración del Foro Mundial sobre la Salud y Desarrollo de la Mujer los días 10-11 de febrero de 2015. Este foro fue organizado por la Royal Academy of Science International Trust (RASIT) y las Naciones Unidas con la participación de UNESCO, UN-Women, WHO, UNRWA, UNICEF…

La idea tuvo una excepcional acogida aunque hicieron falta muchos meses de trabajo y negociaciones para que la idea se convirtiese en un hecho. Finalmente, el 22 de diciembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia a través de la Resolución A/RES/70/212. El objetivo de este Día Internacional es lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas.

DECLARACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

Las Naciones Unidas invita a todos los Estados Miembros, todas las organizaciones y los órganos del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales, el sector privado y el mundo académico, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a que celebren el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia de manera apropiada, en particular a través de actividades de educación y sensibilización pública a fin de promover la participación plena y en condiciones de igualdad de las mujeres y las niñas en la educación, la capacitación, el empleo y los procesos de adopción de decisiones en la ciencia, eliminar toda forma de discriminación contra la mujer, incluso en las esferas de la educación y el empleo, y sortear las barreras jurídicas, económicas, sociales y culturales al respecto mediante, entre otras cosas, la promoción del establecimiento de políticas y planes de estudio en el campo de la ciencia, incluidos programas escolares, según corresponda, para alentar una mayor participación de las mujeres y las niñas, promover las perspectivas de carrera de las mujeres en la ciencia y reconocer los logros de las mujeres en la cienciaNaciones Unidas

¿Por qué las chicas no quieren ser ingenieras (o científicas o químicas o informáticas)?

Según datos de la UNESCO, apenas un 28% de los investigadores del mundo son mujeres y solo 17 mujeres han sido galardonadas con el Premio Nobel de Física, Medicina o Química desde que Marie Curie lo consiguiera en 1903. En el mismo período, 572 hombres han obtenido este prestigioso premio. ¿Por qué existe esta diferencia entre hombres y mujeres?

Desde niñas, las mujeres se enfrentan a barreras muy sutiles que provocan falta de interés por la ciencia y la tecnología. La evidencia revela que las actitudes y la eficacia personal de las niñas en relación con las materias STEM están fuertemente influenciadas por el entorno de su familia más cercana. Las propias creencias de los padres, sus actitudes y sus expectativas están influenciadas a su vez, por estereotipos de género que pueden originar un trato diferente para niños y niñas durante los cuidados, el juego o el aprendizaje.

La falta de referentes femeninos no hace más que incrementar la desigualdad entre niños y niñas a la hora de elegir los estudios. Cualquiera puede nombrar ingenieros o científicos importantes como Gustave Eiffel, Neil Amstrong, Steve Jobs, Mark Zuckenberg pero… ¿quién conoce a Grace Hooper, la creadora del lenguaje de programación Cobol? ¿O Valentina Tereshkova, la primera mujer que viajó al espacio?

La brecha de género en los sectores STEM persiste desde hace años en todo el mundo. Y, a pesar de que la participación de las mujeres en este tipo de carreras ha aumentado considerablemente, éstas todavía se encuentran insuficientemente representadas en estos campos. En plena revolución 4.0 en la que la mayor parte de los retos que se nos plantean diariamente dependen de la ciencia y la tecnología, no nos podemos permitir el lujo de prescindir de la mitad de la población.

Iniciativa 11 de febrero

La Iniciativa 11 de febrero nació en 2016 como respuesta a la invitación de las Naciones Unidas a celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. El objetivo de esta iniciativa es fomentar la organización de actividades y materiales que conmemoren este día y contribuir a cerrar la brecha de género que actualmente existe en el ámbito científico. Las personas que forman 11 de febrero son mujeres y hombres que se dedican a la investigación, la docencia y la comunicación científica en diferentes instituciones y que se unen a esta iniciativa a título individual.

En tan solo dos ediciones (2017 y 2018), la Iniciativa se ha expandido por todo el país, llenando de ciencia las agendas de colegios, tiendas, o asociaciones durante la primera quincena de febrero. Este gran éxito ha sido reconocido con uno de los 11 premios (minuto 1:53) por la Igualdad de Aragón entregados el pasado 12 de enero en Zaragoza. Esta 1ª Gala de Premios, organizada por el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), quiere reconocer el trabajo de entidades, asociaciones y personas en su compromiso para lograr la plena igualdad entre mujeres y hombres.

En 2019, el 11 de febrero cuenta con más de 2200 actividades que llegarán a unas 130.000 personas en toda España. Más de 900 personas de la comunidad científica, en su mayoría mujeres investigadoras, impartirán unas 1900 charlas y talleres que llegarán a más de 100.000 estudiantes en 800 centros educativos. A estas charlas y talleres se suman actividades organizadas por el personal docente de muchos centros, los llamamos: Centros11F.

Centros de investigación, universidades, museos, empresas tecnológicas, librerías e, incluso bares, también se han sumado a la red del 11 de febrero. En estas ubicaciones podéis encontrar exposiciones, cuentacuentos, mesas redondas, visitas a laboratorios y escaparates11F. Aquí puedes consultar la agenda completa de actividades.

Ricla colabora con la Iniciativa 11 de febrero

El Colegio Público «Maestro Monreal» de Ricla, en el que yo estudié hasta los 14 años, también se ha sumado a los centros educativos que colaboran con la Iniciativa 11 de febrero. Así pues, los alumnos del colegio de Ricla podrán asistir a las siguientes charlas esta semana:

11 de febrero


3º y 4º primaria
CHARLA – Experiencia de una Científica
PONENTE – Dr Leticia Gaspar, Estación Experimental de Aula Dei – CSIC

 

15 de febrero

 

1º y 2º primaria
CHARLA – Cambio climático
PONENTE –Alejandra Vicente de Vera García. Geóloga

 

5º y 6º primaria
CHARLA – Mujeres en la Ciencia. ¿Qué hace una chica como tú en un trabajo como éste?
PONENTE – Iria Segarra Oliveros Geóloga – Paleontóloga

 

Y, por si os habéis quedado con ganas de saber más sobre la Iniciativa 11 de febrero, aquí os dejo el último episodio del programa de RTVE «Lab24» titulado Científicas y tecnólogas más visibles emitido el pasado 5 de febrero de 2019.

 

One Response to 11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

  1. Avatar Mario dice:

    Gracias Davinia, se nota que vives la ciencia desde dentro. La ciencia, ese modo de pensar y de no dar nada por sentado, que tan bien nos ha dado a la humanidad, no debería tener sesgos por razón de raza o género. Muchas gracias. Sigue así!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.