Todavía es un tema tabú en nuestra sociedad y más en un pueblo pequeño como es el nuestro. Pero yo estoy muy orgullosa de decir cómo logré ser mamá y no me avergüenza el contar mi experiencia, sobretodo si eso ayuda a otras parejas que están en la situación que yo pasé. Necesité la ayuda de l@s médic@s y no dude un segundo en hacerlo.

2 años de casados y ya nos apetecía ser papás. Vimos que algo pasaba por que nuestro sueño no llegaba, pasaron dos años más y nada de nada. Yo 33 años y mi marido 35. Acudimos al médico de cabecera y nos derivó al Clínico a obstetricia.

Pasaron como 8 meses y llegó la cita. Viajes a Zaragoza, ecos, pruebas, análisis, tratamientos.4 IAS y todas negativas. Diagnóstico fertilidad desconocida y nos derivan a la Casa Grande a Fertilidad que es allí donde realizan la reproducción asistida. Yo 35 años y mi marido 37.

Pasan entre diez y doce meses y llega la cita. Vuelta a empezar… análisis, pruebas, ecos, tratamientos. 3 FIV y todas negativas.

Durante este proceso yo caí en una fuerte ansiedad, necesité ayuda psicológica y homeopática para poder salir de ello. Mi marido mi gran apoyo, me vio tan pero tan mal que me dijo que dejáramos todo y si nuestro destino era vivir sin hijos no pasaba nada, que viviríamos los dos juntos y cambiaríamos la manera de vivir aprovechando el tiempo al máximo. Él siempre sacaba fuerzas por verme a mí bien.

Dejamos pasar el tiempo y volví a hablar con mi marido del tema. Eran tantas las ganas que yo tenía de ser mamá que no quería rendirme. Yo 37 años y mi marido 39.

Como ya habíamos agotado todos los tratamientos que por protocolo cubre la SS decidimos mirar por lo privado. Acudimos a la clínica Montpellier e invertimos nuestros ahorros en el último intento. Otra vez tratamiento…y en buena hora…¡¡al fin vimos nuestro ansiado positivo!!

El día que nació mi pequeño se me olvidó todo lo pasado años atrás…viajes, tratamientos, pinchazos en mi barriga…Yo 39 años y mi marido 41.

En esta vida toda lucha tiene su recompensa y yo puedo decir muy orgullosa que gracias a l@s ginecólog@s y al embriólogo…¡¡LO LOGRÉ!!

Hoy soy una feliz mamá y muy orgullosa de haber pasado por todo lo que pase por llegar a alcanzar mi gran sueño. Lo haría una y mil veces, y jamás me avergonzaré de decir cómo fue y que es algo que hoy en día es muy normal en nuestra sociedad.

Silvia Roy Firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.